Novedades

Anuncios

Dra. Caroline Ávila

Docente universitaria

En Ecuador, los candidatos a la Presidencia de la República se alistan para un debate público organizado por el Consejo Nacional Electoral (CNE) para los días 16 y 17 de enero; son 16 los candidatos que participarán en los siguientes comicios. Un debate anterior, realizado por Diario El Comercio generó varios cuestionamientos. Sobre el tema dialogamos con la catedrática universitaria Caroline Ávila.
Considera que el encuentro de los candidatos el fin de semana último no cumplió con las características para ser considerado un debate y que se limitó a un espacio en el cual los presidenciables expusieron sus propuestas pero no avanzaron en la profundización de las mismas, es decir en el cómo cumplirán sus ofertas. Tampoco dejaron claro los aspectos diferenciadores entre contendores. “Quince minutos son suficientes para enumerar propuestas, reproducir un texto que podría incluso ser aprendido de memoria, pero faltaron los otros 15 en los que explican lo expuesto” manifiesta Ávila.
Sugiere revisar la dimensión y características de los debates, cuyo objetivo debería apuntar al conocimiento cabal de las propuestas y evidenciar los elementos diferenciadores entre las tendencias participantes.
Respecto de la ausencia de Andrés Aráuz (UNES) y de Yaku Pérez (Pachacutik) dijo que desde la mirada académica es pertinente que los candidatos acudan a estos espacios, a través de los cuales es la ciudadanía la que se beneficia; pero, desde la estrategia política las ausencias pueden responder a diversas razones, por ejemplo pensar que la confrontación les puede perjudicar o porque el candidato no cuenta con las habilidades discursivas o de comunicación necesarias, sin embargo dijo no entender la ausencia de Pérez quien a su criterio perdió la oportunidad de exponer sus alternativas y darse a conocer un poco más.
Sobre el debate planteado por el CNE y cómo este ha sido estructurado, lamentó que temas como el de la violencia de género queden fuera de la agenda. Espera que para este sábado y domingo podamos ver un grupo más preparado y un mejor escrutinio periodístico.
En torno a las resoluciones del CNE de retirar los promocionales de UNES en los que aparece el expresidente Rafael Correa promoviendo sus candidaturas, Ávila advierte que “cada vez que se habla mal de Correa, este gana votos”. Ahora, si se retira el nombre de Correa y se piensa en cualquier otra persona que estuviera en las mismas condiciones jurídicas que el Exmandatario, no llamaría la atención que este accionar sea considerado ilegítimo cuando Rafael Correa tiene una sentencia ejecutoriada en su contra y la campaña en medios se realiza con fondos públicos. En el caso de Abdalá Bucaram, la situación es un poco distinta, explica Ávila; aún no hay una sentencia en firme en su contra.

Dra. Caroline Ávila

Docente universitaria

Caroline Ávila, experta en comunicación política, analiza la decisión de la  Asamblea Nacional que corrigió una de las aberraciones del correísmo, ratificando que la comunicación en Ecuador es un derecho humano y no un servicio público.

Se refiere también a las presiones que sufrió el periodismo con la ley anterior, con la creación de organismos de control sancionadores como la Supercom, el Cordicom, que generaron condiciones proclive a la censura previa y a la auto censura. 

Habla sobre el monopolio estatal de medios de comunicación que creó el anterior gobierno y la debacle actual de esa estructura con un 90% de los medios cerrados, así como el experimento clientelar en el que envolvió a los medios comunitarios.

Señala que, a pesar de este cambio, hay muchas cosas que restan por corregir en Ecuador en materia de libertad de expresión, como la falta de pluralidad en las voces, el libertinaje de portales pseudoperiodísticos, el desplazamiento que sufrieron los  códigos de ética y deontológicos que fueron remplazados por artículos de la LOC.

En todo caso, resulta satisfactorio que quede sentado que la libertad de expresión es un derecho publico, un derecho constitutivo de la democracia, y no una graciosa concesión del estado.

Finalmente hizo un reflexión sobre el papel que debe cumplir el periodismo en esta etapa electoral.

Dra. Caroline Ávila

Docente universitaria

Sobre el juicio político a María Paula Romo, uno de los rostros más visibles y fuertes del Gobierno, y su censura, analizó la experta en comunicación Caroline Ávila. “Es una gran pérdida para el Gobierno, desgastaron su figura… los muertos de octubre revivieron” señaló.
Para la doctora Ávila, Romo fue juzgada por quienes no debían hacerlo, es decir asambleístas cuya idoneidad está en cuestión; “la política está manchada” afirma la Catedrática. A puertas de un proceso electoral, este tipo de actos provocan que el “votante se desapegue de la política” señala.
Sobre el proceso electoral, la experta en comunicación analizó la manera en la que candidatos realizan sus recorridos promoviendo sus candidaturas. “Es una campaña que Lasso la tiene lanzada hace tiempo, sin embargo la alianza con el PSC no se traduce en votos; Montúfar no logra posicionarse, tiene una buena imagen pero esto tampoco se traduce en votos, al menos por ahora, tiene buen discurso, su foco está en la Asamblea” dijo sobre estas dos tendencias. De otros candidatos como Paul Carrasco, indicó que el exprefecto del Azuay no ha podido consolidar su discurso ni su movimiento a nivel nacional.
Sobre el candidato de Pachacutik, quien figuraría, según la encuestas entre los opcionados para llegar a la segunda vuelta reconoció una campaña que recorre el país puerta a puerta, pero que se sentiría la ausencia del apoyo de un vicepresidente. Añadió que el uso de memes en campaña, si no es bien gestionado podría pasarle factura al candidato. “Del ridículo no se regresa” sentenció.
Transitando al candidato por la alianza UNES, Andrés Arauz, señaló que a su movimiento le interesa la polarización sin descuidar el centro.
Sobre el método para la asignación de escaños y el voto por listas favorecerá en lo local, dijo Ávila en su análisis, a las listas que tengan mayores opciones hacia la presidencia. “En el Azuay, los cinco puestos se repartirán entre las tres máximas fuerzas políticas: UNES, Pachakutik y CREO” indica.

Dra. Caroline Ávila

Docente universitaria

Entrevistamos a la experta en comunicación social, doctora Caroline Ávila sobre los primeros resultados de la contienda electoral en Estados Unidos, donde Joe Biden y Donald Trump se disputan el sillón presidencial.
Analizó el voto latino. “Si bien no sorprende la votación de los latinos, es interesante observar como toma fuerza a nivel de los analistas, fue un desafío en esta campaña” explicó.
También se refirió a las denuncias de “fraude” electoral que vendría advirtiendo Donal Trump, para Ávila es una señal interesante que vale tener en cuenta, pero aclaró que un aspecto importante radica en la confianza en las instituciones electorales que existe en los EEUU para garantizar el proceso, a diferencia de lo que ocurre en nuestro país o en otras naciones latinoamericanas.
Comentó que el Senado sigue siendo republicano y que Biden solo cuenta con el Congreso, señala; la incertidumbre es grande, es oportuno también, para la Catedrática considerar la posición de los medios de comunicación que exponen un escenario no muy claro; se prevé que no vendrán tiempos fáciles, comenta.
Entre los temas que pudieron influir en la votación, Ávila reconoce que el manejo de la pandemia del coronavirus es uno de ellos, así como el económico y el empleo que cada candidato supo aprovechar, Biden en el caso de la pandemia, Trump el de la economía estadounidense.
La situación está reñida, Ávila espera que con madurez, en un par de semanas las cosas puedan mostrarse más claras.